miércoles, 31 de octubre de 2012

Odiar es gratis (I)

¡Oh! ¿Qué es esto? ¡Nueva sección! ¿Y por qué ese nombre? ¡Pues porque si! Porque, ¿quién quiere hacer una crítica concienzuda de algo cuando puedes simplemente odiarlo? Porque Odiar, amigos míos, es gratis, y lo gratis, en los tiempos que corren, es algo que no se puede dejar pasar.

¿Y qué odia Chemi? ¡Qué no odia, querréis decir!

Odio cuando, en una película, insertan una "grabación oculta" de algo, como un archivo de guerra o algo así, y ese documento... ¡está montado! Como si en medio de la guerra hubiesen dos cámaras grabando la misma escena y les hubiese dado tiempo a rodar primeros planos y cambios de ángulo.

¿Que es más barato usar metraje de otras pelis que grabar algo nuevo? Pues si, pero queda mal. Muy mal. Y lo odio. Por ejemplo, en la película de los Vengadores, aparecen grabaciones del Capitán América en la Segunda Guerra Mundial con cambio de planos y montaje molón... y luego le ponen un filtro de mierda para que parezca viejuno. ¡Venga ya!

Y en cosas como interrogatorios, donde siempre suele haber una cámara fija grabando, también pasa a menudo (como en una escena del capítulo de esta semana de Fringe).

En fin, odiar es gratis, y odio gratuitamente ese tipo de escenas.

(Y ahora podéis llenar el blog con comentarios como "odio tu blog gratuitamente", y yo os odiaré con la misma pasión)

Leer más...

viernes, 26 de octubre de 2012

Apple

No suelo hablar mucho de tecnología en este espacio, pero también es cierto que no suelo hablar de nada últimamente, así que perdonad que me ausente de los temas habituales para hablar de algo que me tiene la mosca detrás de la oreja desde hace unas semanas: Apple.

Dejemos las cosas claras: no soy un Fanboy de Apple, pero me gusta. Creo que sus productos, al igual que otros muchos productos de otras muchas compañías -todo sea dicho- rozan lo óptimo. Pero no siempre fue así: yo era un AppleHater. Todas las cosas que ahora oigo en contra de Apple ya las decía yo hace años... hasta que usé un iPhone. Durante un viaje por España, un amigo llevó su recién comprado iPhone 3G, y nos sacó las castañas del fuego en una infinidad de ocasiones. Era increíble que algo tan pequeño fuera tan útil.

Por supuesto, acabé jubilando a mi antiguo cacharro sin carcasa, con los botones destrozados, y me hice con un 3G cuando la salida del 3Gs lo abarató. Y lo disfruté. Vaya si lo disfruté... hasta la salida de iOS4, con el que el teléfono perdió fluidez.

Además, por esa época, se rompió mi portátil, un Acer normal y corriente que me acompaña desde hace más de 5 años y que sigue funcionando a las mil maravillas, y mi hermano me dejó su MacBook. Resultado: enamorado. Ese portátil me pareció una maravilla. El sistema operativo, que al principio me costó controlar, se convirtió en un aliado imprescindible en mi último año de carrera. Usar cualquier programa (Photoshop, principalmente) se convertía en algo práctico e intuitivo.

Y un tiempo después, conseguí mi iPhone 4s actual. Una auténtica maravilla de la tecnología. En esa época, ni me planteaba comprar un teléfono que no fuese ese. Sin embargo... Apple: me has decepcionado.

Mucho.

La llegada de iOS6 (sin posibilidad de downgrade) ha convertido un teléfono de última generación en un teléfono que, hoy en día, calificaría de "cualquiera". Sí, hace cosas muy bien, pero también hace cosas muy mal y, aunque entiendo las decisiones que le ha llevado hasta este punto (más o menos), eso es algo que no perdono a una compañía que ha pasado los últimos años vendiendo la "experiencia de usuario" como marca de fábrica.  Por primera vez en años, no pienso que mi siguiente móvil sea un iPhone. Además, los tablets... ni loco compraría hoy un iPad de cualquier generación teniendo un Nexus 7 por 250 euros con Google respaldándolo (Un tablet que tampoco considero óptimo, pero sí muy versátil, algo que hace falta hoy en día más que "ser perfecto en las pocas cosas que hace").

Tengo la sensación de que Apple ha perdido un poco el rumbo desde (si, típico argumento) la muerte de Steve Jobs. Además, el hecho de que la competencia sea cada vez mejor no parece beneficiarle en absoluto.


Leer más...

jueves, 25 de octubre de 2012

El tiempo de los bloggers

Por el título de la entrada tal vez penséis que voy a hablar de cómo las redes sociales y los nuevos paradigmas de la web han hecho que el escritor de blogs quede relegado a un segundo plano ante la avalancha de información que ofrecen las redes sociales y, tal vez, hubiese puesto ese título a la entrada para encabezar un artículo que acabara diciendo algo así como "el tiempo de los bloggers se ha acabado" o "los bloggers han muerto, larga vida a los bloggers"...


Pues no.

Hoy toca hablar de mi, porque los blogs son otra herramienta más de la web 2.0 y eso significa que ni los bloggers han muerto ni las redes sociales son tan lo-que-creamos-que-sean. Y vengo a hablar, precisamente, de mi falta de tiempo, de mi imposibilidad para escribir una entrada decente en un espacio que lleva aparcado meses y de mi frustración al comprobar, día a día, que cientos de miles de personas tienen tiempo para escribir artículos absurdamente buenos sin despeinarse. 

Empecemos por el final: ¿de dónde sacáis tiempo, oh, bloggers? Cada vez que tengo algo de tiempo e intento escribir algo, una bandada de cosas-importantísimas-que-no-se-pueden-aparcar (como leer un tebeo, ver una película o mirar fotos de señoras en ésta nuestra red) aparecen de la nada para apartarme de mis obligaciones como comentarista sin gracia de cosas superfluas. Si a eso le sumamos cosas no-tan-importantes como el trabajo, los estudios o la -sigh- vida social fuera de internet (sí, existe, y la gente lo llama "Internet en el móvil"), me queda un hueco de 30 segundos diarios para dar las buenas noches y un besito en la frente. En serio, ¿dónde está el tiempo y cómo se pierde tan rápido (a razón de un segundo por segundo, una barbaridad)?

Y ahora sigamos por el principio: las cosas que me han quedado por comentar en este tiempo.

Me quedé con muchísimas ganas de escribir un artículo sobre The Killing, esa serie magistral que coge el testigo de la novela negra más ambiciosa sin perder un ápice de frescura en el camino. Y la quería comentar porque gané un pack de la primera temporada en un sorteo online que hizo la buena de Adriiii en su blog "hablando de series", un blog que recomiendo encarecidamente a todos aquellos que os guste la pequeña pantalla. En fin, a estas alturas ya ha acabado la segunda temporada, dejando una serie redonda que me quedo con ganas de comentar.

También me quedé con muchas ganas de escribir sobre lo BRUTAL (así, con mayúsculas) que fue el concierto del Metallica en el Sonisphere y lo bien que lo pasé en el SOS4.8, los musicales que han habido en Murcia y los conciertos, buenos y no tan buenos, que he disfrutado durante los últimos seis meses, como el de Extremoduro.

No encontré tiempo para comentar mi visita al Pompidou, al Louvre y al Museo D'Orsay, ni a la Documenta de Kassel, ni algunas de las geniales exposiciones que ha habido en Murcia. 

Se me escapan los segundos cuando quiero escribir sobre lo genial que es eBay para encontrar comics antiguos y a buen precio y acerca de las coleccione que he ido terminando gracias a ello, y me quedo sin tiempo para hablar de Miracleman (que no había tenido la oportunidad de leer hasta este verano y que me ha parecido IN-CRE-I-BLE). 

No encuentro tiempo para poner a caldo a Vengadores VS X-Men ni para elogiar la Marvel Deluxe del Capitán América, ni para analizar ni uno de las docenas de comics (entre los que se encuentran tanto el re-lanzamiento de DC como Manga y otras cosas varias)  que han pasado por mis manos estos meses, o para angustiarme ante vosotros por no tener tiempo para leer Juego de Tronos.

No veo el momento de hablar del maravilloso MSX que ha caído en mis manos por pura suerte, o del Zelda de Super Nintendo que un amigo me compró en Sevilla, entre otros montones de juegos, o lo divertido que es volver a juegos como Guitar Hero o SingStar de vez en cuando.

No encuentro tiempo.

Pero lo encontraré. 

Por algo somos bloggers, ¿no?


Leer más...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...